¿Qué es y qué ventajas tiene el Growth Hacking?

Estés empezando o quieras redirigir el enfoque de tu marca, el Growth Hacking es clave para saber cómo crecer en redes sociales. Aquí no hay judías ni pociones mágicas, ¡hay que fijarse en los datos y marcarse una hoja de ruta! En Sr. Potato te contamos todo lo que necesitas saber sobre el Growth Hacking. ¡Acompáñanos!

Cactus Grow GIF by amandahertelendi - Find & Share on GIPHY
El Growth Hacking te ayuda a avanzar en el mundo digital

Para empezar, el Growth Hacking es una disciplina que busca, con el mínimo gasto y esfuerzo posibles, incrementar el volumen de usuarios, ingresos o impactos de nuestra marca, de forma rápida y notoria. De este modo, simplemente con un análisis del significado de palabras que lo componen ya nos podríamos hacer una idea.

Growth = Crecimiento, viralidad.
Hacking = Habilidad de programar soluciones creativas para resolver problemas de la vida real.

¿Cómo aplicar el growth hacking?

Y bien, ¿ahora cómo lo aplico a mi marca?

Toca entrar en materia para saber cómo aplicarlo de una manera efectiva.

1. Trabajar en la creación del producto

En primer lugar, es muy importante que en la primera fase de implementación del Growth Hacking se cree un producto que merezca la pena. Por eso, el objetivo es ofrecer algo de lo que los consumidores se puedan sentir orgullosos de compartir.

2. Analizar el mercado y el embudo de Growth Hacking

En segundo lugar, cuando ya tengamos el producto, será la hora de hacer un análisis de datos recopilatorios. En estos datos debemos tener como foco principal al consumidor e implementar los distintos trucos, ideas creativas de captación…

Asimismo, en esta fase podemos hacer uso del embudo de conversión. Este consiste en analizar el proceso que el usuario lleva a cabo desde que oye hablar de nuestro producto o marca. Así, hasta que decide convertirse en cliente. Este embudo será diferente dependiendo de la marca, pero es importante crear un mapa que muestre el comportamiento de los usuarios en cualquier situación.

3. Definir los objetivos

Además, como en todo proceso de crecimiento, hay que establecer unos objetivos que nos guiarán en el camino. A su vez, estos permitirán la división del trabajo en objetivos más pequeños capaces de asumir por las marcas.

De este modo, puedes hacerte algunas preguntas que te ayudarán para saber por dónde empezar:

• ¿Cuántos consumidores quieres conseguir por semana?
• ¿Cuántos emails tendrás que enviar?
• Si añades cierta herramienta al proceso, ¿cuántos nuevos clientes puedes conseguir?

4. Encontrar partners

Por otro lado, el objetivo ha de ser integrar tu producto con otras aplicaciones y herramientas que ya existan y cuya audiencia puede ayudarte a darte a conocer. Por ello, serán muy importante las personas con las que relaciones a tu marca, ya que eso puede influir en el proceso de decisión de compra de tus usuarios.

5. Estar abierto a nuevas ideas

Al final, para que el Growth Hacking funcione, quien lo incremente ha de tener la mente abierta a cambios, a nuevas formas de trabajo y al mundo digital que nos rodea. Ahorrar en tiempo y dinero no solo son las principales inquietudes de cualquier empresa, también han de ser sus metas y objetivos.

¿Cuáles son las principales ventajas del Growth Hacking?

La principal ventaja que tiene el Growth Hacking es el bajo presupuesto que se necesita para llevar a cabo acciones de rápido impacto. Gracias a esto, el riesgo que pueda conllevar se reduce. ¿Por qué? Porque las acciones se llevan a cabo para comprobar su efectividad, pero a un costo muy reducido. Una vez hemos comprobado que son viables, se procede a invertir.

Flower Grow GIF - Find & Share on GIPHY
¿Te animas a aplicar el Growth Hacking?

Ahora que ya sabes qué pasos dar para crecer, ¡es hora de pasar a la acción! Planta la semilla en el huerto con conciencia y tus patatas crecerán en un plis plás, ¡palabra de Sr. Potato!

Últimas noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.