Blog Ana 1

¿Robots o prescriptores de contenido online?

El fenómeno de los prescriptores de contenido online se ha convertido en una nueva herramienta de difusión a gran escala. Cada vez, más marcas eligen colaborar con prescriptores de contenido online para publicitar sus productos. El motivo es sencillo, los usuarios valoran positivamente sus recomendaciones a la hora de comprar un artículo o un servicio. Se podría decir que confían en su palabra o eso pensamos nosotros.

Pero, ¿qué pasaría si estas recomendaciones vinieran de un robot? ¿Sus sugerencias de marcas seguirían teniendo la misma credibilidad para los usuarios? En Sr. Potato, queremos hablaros de la repercusión que estos novedosos prescriptores de contenido online están teniendo a día de hoy.

Toma asiento, porque este post te dejará sin palabras ⬇⬇

Lo robots más influyentes

Estamos seguros de que más de uno ha soñado con tener un robot como amigo durante su niñez. Bueno, pues parece ser que este momento ha llegado, os presentamos a Lil Miquela Sousa. Para aquellos que no la conozcáis, esta prescriptora de contenido online cuenta con 3 millones de seguidores en Instagram y más de 300.000 oyentes mensuales en Spotify.

Haciendo una breve búsqueda en redes, podréis ver a Miquela posando con sus amigos, llevando los outfits de moda, colaborando con grandes marcas y hasta enseñando recetas de cocina a sus seguidores. Esta podría ser la cuenta de cualquier otro prescriptor de contenido online hoy en día. ¿Cuál es la diferencia? La única diferencia es que Lil Miquela no existe en la realidad, ha sido creada por ordenador e inteligencia artificial. Increíble, ¿verdad?

Lil Miquela no es la única prescriptora virtual de contenido online del momento, entre los más aclamados por los usuarios también está Blawko, que además de tener mucha repercusión en Instagram también goza de una gran cantidad de fans en Youtube. Lo más curioso de Blawko es que lleva con mascarilla desde 2018. Sus creadores fueron unos visionarios…

¿Cómo nos está afectando su llegada?

Si la influencia de los prescriptores de contenido online reside en la confianza que sus palabras transmiten a los usuarios, ¿seguirá teniendo la misma influencia un robot?

Desde el punto de vista de las marcas y las agencias, colaborar con un robot podría tener sus ventajas. A la hora de negociar las condiciones sería todo mucho más sencillo. Por otro lado, la jornada laboral de un robot puede ser modificada y programada a gusto de la agencia o marca. Sin olvidar la gran opción que podría ser trabajar con un prescriptor virtual de contenido online, dada la situación actual.

Desde el punto de vista de los usuarios, puede que haya alguna controversia en este tema. Es posible que a los usuarios les cueste creer las recomendaciones de alguien que no existe, por desconfianza a lo desconocido o la dificultad de conectar emocionalmente con este prescriptor virtual de contenido online. Sin embargo, ¿cuántas veces nos hemos enamorado de un personaje ficticio durante nuestra vida? Ya sea de un dibujo animado, protagonista de alguna película, serie o libro… Millones de veces, y ninguno de ellos es real.

Muchas veces es necesario un periodo de adaptación a lo nuevo, será cuestión de tiempo que estos prescriptores virtuales de contenido online nos roben el corazón. Y tú,  ¿te atreverías a enamorarte de uno de ellos? ❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *