Ladron Facebook

Facebook vuelve a robarte alcance para tu página, pero a cambio te regala unos botoncitos

Uno ya lleva unos cuantos años trabajando con Facebook y muchos más como usuario. Se puede decir que he visto crecer a esta red social, desde que era una plataforma muy básica hasta que añadió un chat, la posibilidad de añadir aplicaciones y juegos, la creación de páginas para marcas y empresas… y lo que a mi entender supuso la auténtica revolución de plataforma: la inclusión de publicidad.

Es lícito querer monetizar una plataforma que has desarrollado y estás manteniendo, pero creo que Zuckerberg y el resto del pequeño círculo que decide el rumbo que toma Facebook están forzando demasiado su modelo de negocio, ya sea para enriquecerse o para sufragar millonarias y absurdas (por el afán de batir su propio record de pagar más que nadie) adquisiciones de otras empresas como Instagram y Whatsapp. Están estirando tanto el chicle publicitario que corren el riesgo de que Facebook pase de ser una red spocial a convertirse en una red de publicidad display con un toque social.

Hasta ahora no he aportado nada nuevo al debate ya existente, pero hoy toca escribir este post ya que entiendo que en Facebook han cruzado una línea roja en su afán por obligar a las empresas a invertir cada vez más dinero en publicidad porque desde sus páginas ya no llegan más que a un ínfimo porcentaje de su comunidad, lo cual es injusto para las empresas que ya han invertido mucho tiempo, recursos y esfuerzos para crear su comunidad… así como para PYMEs, autónomos y emprendedores, que cada vez deben plantearse más en serio si merece apostar por una plataforma que les obliga a pagar para poder hablar con sus seguidores y contar con una comunidad medianamente decente.

Todo esto lo han hecho hasta ahora mediante cambios en el algoritomo que determina quién ve qué contenidos (en teoría para defender “la privacidad y la experiencia de sus usuarios”), pero en Sr. Potato hemos descubierto que también están cambiando “bajo cuerda” el alcance de las campañas publicitarias, ya que en Facebook se han dado cuenta de que nosotros y otros profesionales avispados habíamos desarrollado un modelo de micropatrocinios que permitía mantener un alcance decente sin tener que realizar una inversión publicitaria demasiado gravosa… y han cambiado las reglas del juego unilateralmente y sin anunciarlo (como sí hacían con los cambios de algoritmo), para obligarnos a elegir entre volver a aumentar el gasto que hacemos en su plataforma o no poder comunicarnos eficazmente con los seguidores de nuestros clientes.

Hablando en plata: Facebook nos la ha vuelto a clavar, esta vez con nocturnidad y alevosía, pero como premio de consolación para los cada vez más descontentos profesionales del social media marketing, nos han “dado” siete botoncitos nuevos (llamados botones “call to action”) para que podamos jugar con nuestras páginas de empresa:

  1. Reservar: permite convertir a tus seguidores en clientes potenciales, facilitándoels un botón para reservar servicos como una mesa en un restaurante, una habitación de hotel o un billete de avión, mejorando la tasa de conversión y la monetización de las páginas de Facebook.
    Reservas Restaurante Lelisé en Facebook

    Ejemplo de botón de reservas de Facebook en la página del restaurante Lelisé.

  2. Contactar: mejora el contacto con los seguidores de una página… algo que ya se hacía a través del muro y los mensajes privados, pero que tal vez ahora nos permita convertir a los fans de la página en una base de datos explotable en campañas de comunicación y marketing, vinculando sus consultas a nuestros formularios de contacto de la web corporativa.
  3. Usar aplicación: sirve para promocionar una aplicación móvil desde la página de fans, aumentando las descargas y el uso de la misma.
  4. Jugar: un botón que conecta directamente a tus usuarios con cualquier juego online al que quieras dirigirlos.
  5. Comprar: funciona igual que el botón de reservas, pero con un enfoque puramente transaccional, ya que el usuario adquiere el producto o servicio a través de la fanpage.
  6. Regístrate: con este botón también esperamos generar bases de datos, además de permitir el registro automático a alertas, blogs y newsletters entre otros.
  7. Ver vídeo: otra herramienta más de videoseeding. Coloca este botón en tu página y siéntate a ver cómo se multiplican los visionados de tus vídeos… y sigue esperando sentado, que de pie te vas a cansar 😉

Es verdad que estamos enfadados con el gigante azul, pero evidentemente probaremos todos o algunos de estos botones en las páginas de nuestros clientes… a ver si nos sirven para revitalizar unas comunidades cada vez más castigadas por la avaricia y la arbitrariedad planificada (así definimos su política, aunque pueda parecer una contradicción), al menos hasta que aparezca una plataforma capaz de sustituir a Facebook, algo que sucederá tarde o temprano, visto cómo explotan su negocio y que ahora llaman innovar a copiar las extensiones de Google en sus campañas de SEM.

 

This Post Has One Comment

  1. Estoy viviendo esta experiencia con mi página Vaya Imagen de Facebook. Como no contrato publicidad, a muy pocos de sus seguidores les llegan los avisos y me borran a todos los que quieren. ¡Menos mal que mi página es para entretener y no para buscarme los garbanzos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *