Osom Magazine, la revista sobre Youtube hecha por youtubers
Las Youtubers Kat Almagro Y Abi Power En Sr.Potato

Osom Magazine, la revista hecha por youtubers

Son jóvenes, tienen talento y dan rienda suelta a su creatividad con sus vídeos. Se llaman Abi Power y Kat Almagro, las puedes encontrar en Youtube, entre ellas suman más de 318.300 seguidores. Y sólo estamos contando un canal de cada una de ellas, porque Abi tiene tres y Kat tiene cuatro, así que habría que ponerse a hacer cuentas…

Desde el primer momento, cuando nos confesaron que les gustan las patatas, nos conquistaron nuestro corazoncito potatero. Trajeron con ellas a Osom Magazine, que es su revista. Nos dijeron que tiene vida propia y responde ella misma en sus redes sociales (y si no, haced la prueba y leed sus tuits, ¡es ella!).

Abi Power PotatoAbi y Kat nos explicaron que la idea de crear la revista surgió cuando estaban de viaje en Londres con su amigo Mark Miller. “Deberíamos sacar una Bravo de Youtubers”, propuso él, sin saber que había dado justo en el clavo. Lo que surgió como una broma, poco a poco fue calando en la cabeza de Kat, que no paró hasta convencerles de que aquello no era tan disparatado y que había que ponerse manos a la obra.

Muy pronto, otros amigos youtubers se fueron uniendo a la aventura: Porexpan, Tigrillo, Pato, Anshin Doyle, Davi Álvarez y Kowai Nana. Osom es el acrónimo de “Other Side of Me” (“El otro lado de mí” en inglés). Y esta es la premisa de la revista, pues, ¿quién va a poder hablar mejor del mundo de los youtubers que ellos mismos?

En una época en la que no hay trabajo o está muy mal remunerado, donde además se cierran medios de comunicación y muchos emigran al extranjero en busca de una oportunidad, estos jóvenes han conseguido crear una revista desde cero, financiarla con su dinero y mediante el crowdfunding, y además han inventado una nueva profesión, la de youtuber. ¿Quién dijo miedo? Está claro que hay que lanzarse a la piscina y apostar por nuevas ideas, aunque parezcan imposibles. Quien no arriesga, no gana.

¿Quién dijo que el papel iba a desaparecer?

Osom Magazine se vende tanto en formato digital como en papel. La primera tirada de 200 ejemplares se agotó enseguida, pero el equipo ya ha preparado una segunda tanda gracias al éxito cosechado. Así que ahora mismo todavía existe la posibilidad de conseguir la versión impresa, pero hay que darse prisa. Mientras tanto, también se puede comprar online en formato PDF por sólo 1 euro.

En nuestra entrevista potatera, Kat y Abi nos explicaron que su intención es que más adelante la publicación se venda también en los kioscos, cuando puedan conseguir la financiación necesaria o que una empresa los respalde (porque es una inversión económica muy alta). Pero también quieren mantener la opción de venta a través de la web para enviarla directamente a casa.

Kat Almagro Potato con la batería

Como dicen ellas, Osom Magazine es una revista blanca, muy divertida, con humor y con mucho contenido. “Estamos recibiendo un feedback muy positivo. Hubo un comentario de alguien que dijo que, de entrada, ya tenía más páginas que un libro de youtubers”, comentaba Abi entre risas.

¿Qué podemos leer en sus páginas? Nos encontramos con un contenido muy variado, desde listas de videojuegos y trucos de maquillaje, hasta manualidades, moda y música, pasando por recetas de cocina, tests, consultorio, horóscopo y ¡pósters! Desde luego, una Bravo moderna. ¿Una BravoTube? Con un toque del 2.0: códigos QR incorporados para que el lector visite y conozca todos los canales de Youtube que aparecen en sus páginas.

Según ellas, para lo que no hay sitio es para el “salseo”, es decir, para el cotilleo o el chisme. Su objetivo es conseguir una publicación que no haga daño a nadie ni se meta en la intimidad de los demás. Y de esta forma quieren conquistar el corazón de su público objetivo, formado en gran parte por los llamados millenials (los nacidos a partir del año 2000 que ahora mismo son adolescentes). Por cierto, el equipo de Osom tiene planeado un encuentro con sus fans para firmarles sus ejemplares. Desde luego, han pensado en todo, incluso en merchandising.

La fama cuesta, la del youtuber también

Ser youtuber se está poniendo muy de moda, pero para poder vivir de ello hay que ser muy constante, dedicarle muchas horas de grabación y edición, así como pensar en ideas creativas para llenar los vídeos de contenido de valor. Y después de tener todos los vídeos editados el trabajo no acaba ahí. Hay que leer y responder a todos los emails y comentarios de las diferentes redes sociales: Twitter, Facebook, Instagram, Snapchat“Al final no terminas de desconectar nunca”, coinciden Kat y Abi.

Ambas nos dieron un consejo para todo el que quiera dedicarse a esta nueva profesión: “Que se lo pasen muy bien, que no se preocupen tanto por las normas establecidas sobre cómo grabar un vídeo o poner una miniatura. También que respeten a los demás y hagan lo que les dé la gana. Este es uno de los pocos sitios donde no tendrán jefe, así que… Que aprovechen, que no sabemos cuánto va a durar esto”.

Pero ser youtuber no es todo de color de rosa. También hay que hacer frente a las críticas y a los comentarios de los llamados “haters”, gente que insulta o envía mensajes hirientes como si no tuvieran otra cosa que hacer. “Lo que hago es seguirles el rollo. Dejan de meterse contigo cuando ven que lo que te han dicho no te afecta ni te sienta mal”, explica Abi.

También es fundamental el apoyo que se brindan entre ellos. “Al fin y al cabo, no es como en la televisión, que diferentes canales compiten por la misma audiencia a la misma hora. Los vídeos de Youtube los puedes ver cuando quieras”, explica Abi. “Esto es más de compartir que de competir, un gran porcentaje de mis suscriptores también lo son de Abi”, añade Kat.

¿Y se puede ganar dinero de Youtube? La respuesta a la pregunta del millón se encuentra en la entrevista que les grabamos. ¿A qué esperas para verla?

Desde Sr. Potato les deseamos mucha suerte con su aventura, esperamos que sea “awesome” (“impresionante”, en inglés, que suena igual que “osom”, de ahí el juego de palabras).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *