Design Thinking

¿Cómo trabajar el “Design Thinking” en una agencia de marketing?

Los que nos dedicamos a algún tipo de rama creativa, muchas veces nos hemos visto en dificultad a la hora de empezar un proyecto. Tenemos alguna idea básica pero no sabemos cómo abordar el procedimiento. Por suerte, tenemos muchas metodologías que podemos aplicar en nuestros trabajos, que incluso nos ayudan a ser más ordenados y obtener mejores resultados. Desde Sr.Potato, agencia de marketing digital, os traemos una de las metodologías más importantes del momento; el design thinking. ¿La conocíais?

El design thinking está enfocado en generar soluciones para un determinado proyecto, orientado a satisfacer las necesidades del usuario. Además, busca poner en el pilar más alto el valor que ofrece nuestro proyecto al cliente. En sí, esta metodología está enfocada en el trabajo en equipo, por lo que es ideal si formas parte de una agencia de marketing o tienes un grupo de trabajo.

Lo primero que tenéis que realizar para que esta metodología funcione correctamente, es crear un equipo de trabajo versátil con orientación a diferentes perfiles. Esto, servirá para obtener ideas con un pensamiento más amplio y para realizar tanto mejoras como cambios durante el proceso. De esta forma, terminaréis con un proyecto 100% efectivo.

Esta metodología grupal cuenta con 5 etapas importantes para desarrollar un trabajo adecuado. Si bien esta no es lineal, os invita a seguir un orden específico de los pasos para que vuestro proyecto logre mejores resultados.

1. Empatizar con el público objetivo

En esta etapa, es muy importante conocer el público objetivo. Para ello, debemos ponernos en el lugar de los usuarios para elaborar perfiles ‘tipo’ y lograr unificar nuestro target según características similares. También, podéis plantearos preguntas sobre vuestro público objetivo: ¿Cómo son? ¿Qué buscan? ¿Qué necesitan?…Es importante analizar con mucho detalle a quién va dirigido el proyecto para poder ofrecer una solución adecuada a ellos.

2. Definir el problema

Toda la información obtenida en la etapa anterior, nos va a permitir analizar qué cosas debemos mejorar. Para esta fase, es ideal priorizar cada uno de los puntos que hayamos considerado primordiales. Separar toda la información por pasos y encontrar detalles importantes que se acoplen a nuestro proyecto, será esencial para avanzar.

3. Idear e innovar

Una vez que hemos analizado toda la información, llega el momento de brainstorming. Para ello, generaremos una lluvia de ideas que nos permita, posteriormente, filtrarlas para conseguir mejores resultados e ideas originales. ¡Todo funciona! Por más excéntrica que parezca una idea, se puede fusionar con otros pensamientos y obtener resultados más innovadores.

4. Prototipar una solución

En esta etapa, se debe crear bocetos o versiones del proyecto sobre todo lo que se ha mencionado en las fases anteriores. La clave está en ser rápidos y eficientes. Lo importante, es llegar a una muestra y ver si cumple con los objetivos que os habréis planteado.

5. Testear y recibir feedbacks

Aquí es donde probaréis las ideas con personas que encajan en el perfil del público objetivo. Veréis como es la interacción o la respuesta hacia el proyecto. Todo esto, os servirá para mejorar el modelo que habéis realizado para, posteriormente, mostrar al cliente vuestra propuesta.

Como veis, la metodología del design thinking os ayudará a idear una solución creativa a vuestro proyecto. En Sr.Potato, agencia de marketing en Madrid, os animamos a que trabajéis en equipo y os concentréis en cada etapa, ya que esto permitirá ver los errores o necesidades que debéis modificar según vuestro propósito. ¡Ánimo y que vuestro nuevo proyecto sea un real éxito! ❤💪

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *