El Nacimiento Del Diseño Gráfico Potato

El nacimiento del diseño gráfico, así comenzó todo.

En uno de nuestro posts anteriores hablábamos sobre el mundo del diseño reflexionamos acerca de la rutina diaria de un diseñador antes de que los ordenadores pasaran a ser nuestro fiel y más querido aliado. Aquellos años dorados de la publicidad, en los que nuestro escritorio estuvo repleto de pinceles, rotuladores, recortes y fotografías. En esta ocasión retrocederemos aún más en el tiempo. Mucho antes del primer anuncio de Coca Cola, incluso antes de que el primer cartel fuera impreso. Hablaremos del nacimiento del diseño gráfico y su evolución. ¡Comenzamos!

La intención de comunicar como nacimiento del diseño

Con nuestros ojos podemos captar emociones y sensaciones codificadas en el lenguaje visual, que es universal y directo. Sería complicado establecer el momento exacto del nacimiento del diseño y de la comunicación mediante el lenguaje gráfico, ya que el ser humano y sus más primitivos antecesores ya sentían que su voz y sus gestos no eran suficientes. Necesitaban, en ocasiones, el apoyo de medios externos para enriquecer y reforzar su mensaje. No me refiero a elaborados e intrincados dibujos tallados en la pared de una caverna, si no a algo más elemental y primario. Por ejemplo, los adornos de conchas encontrados en numerosos yacimientos, que sólo utilizaban los miembros más poderosos del grupo para marcar su posición. Se trata del punto de partida de muchas de las disciplinas que hoy rigen nuestro mundo: la música, la moda, la danza… Y, precisamente el nacimiento del diseño gráfico. Todas ellas tienen en común la intención de comunicar y transmitir una sensación utilizando un lenguaje particular.

El nacimiento del diseño y el poder

Milenios de evolución más tarde, contábamos ya con un lenguaje complejo entre nosotros, que nos permitió transmitir el conocimiento a futuras generaciones. No podemos separar la paralela transformación y enriquecimiento de la comunicación mediante signos y símbolos gráficos: dotamos a los colores de significado (muchos de ellos enraizados en nuestros orígenes más profundos, como por ejemplo, la conexión entre el rojo y la sangre), asociamos formas geométricas a nuestros dioses (el círculo se ha utilizado a lo largo de la historia para representar deidades) y lo más importante: aprendimos a transmitir ideas e historias con formas e imágenes.

nacimiento del diseño

En una sociedad cada vez más compleja y despiadadamente jerarquizada, los individuos necesitaban marcar su posición y diferenciarse. El lenguaje visual era la herramienta más poderosa, ya que facilitaba la transmisión de un mensaje que cualquier individuo podía entender, aunque no supiera leer o escribir. Esta es una de las principales causas del nacimiento del diseño.

El ingenio, la creatividad y el arte de los primeros artistas se puso al servicio del poder político y religioso para expandir sus mensajes, en un momento en el que la población carecía de educación básica y los canales de comunicación masivos eran impensables. La arquitectura, la música, la ilustración o la moda eran potentes instrumentos: impresionantes construcciones de piedra que se elevaban hasta el cielo, que casi parecían divinas a los ojos de campesinos acostumbrados a sus casas de madera y paja, imágenes con vivos colores que emulaban el movimiento y conseguían teletransportarte a terroríficos inframundos habitados por demonios. Conseguimos dominar el poder de la imagen. Aprendimos a servirnos de las formas, los colores y las proporciones para aleccionar, aterrar, excitar o divertir al receptor.

El nacimiento del diseño y su incursión en el arte y las ciencias

El arte y las ciencias siguieron su vertiginoso curso y la palabra escrita era insuficiente para satisfacer nuestro constante deseo de entender el mundo. Surgen nuevos lenguajes, como el sistema de notación musical o la geometría. Aparecen las primeras infografías, organigramas, viñetas y tablas de datos. Todos ellos, intentos de explicar y clasificar fenómenos sirviéndonos de un lenguaje gráfico. El enorme esfuerzo de ordenar y entrelazar datos en espacios limitados, jerarquizándolos y dotándolos de coherencia. Intentando que puedan ser interpretados de manera rápida por cualquier individuo.

nacimiento del diseño

Muchos siglos, guerras y descubrimientos hubieron de pasar hasta que entendimos que el poder de la imagen conseguiría, una vez más, cambiar por completo y para siempre nuestro mundo, alimentando y sirviendo a las revoluciones industriales y al capitalismo recién nacido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *