El diseño y el concepto. La base de una buena idea
Diseño_concepto_blog

El concepto en el diseño

Cualquier persona, ya sea profesional del sector o ajeno a él, sabe diferenciar a efectos generales una buena campaña de marketing de una mediocre. Todos podemos observar en su diseño, en su efectividad y el reconocimiento de sus claims qué marcas son superiores a otras. Es algo que destaca externamente, algo que llega a los ojos de todo espectador. Pero a la hora de dar una explicación concreta y profunda de por qué una campaña ha llegado al éxito, la respuesta se vuelve difusa: ¿por qué este claim destaca sobre aquel otro? ¿Qué hace de aquella imagen un símbolo sobresaliente? ¿Cómo lograr esa diferenciación dentro de un mundo repleto de estímulos visuales, continuos, que compiten entre ellos para llegar de la forma más rápida y efectiva a tu cerebro, a tu subconsciente? La respuesta a todas esas preguntas es tan simple como compleja: Todo reside en la importancia del concepto.

Según la Real Academia Española, entendemos como “concepto” una serie de definiciones como pueden ser “idea que concibe o forma el entendimiento”, “sentencia, agudeza, dicho ingenioso”. Sin embargo, en términos de diseño, la idea de “concepto” va mucho más allá. Concepto es la idea que encierra el mensaje, el código que hace que el receptor se sienta identificado; no sólo eso, el concepto aúna todos los mensajes que la marca, el autor o el diseñador quiere transmitir en su campaña, y los transforma en una idea completamente original, concreta y diferenciadora.

Para entenderlo de forma más sencilla, podemos tomar como ejemplo los días especiales que encontramos a lo largo del año, como Halloween, San Valentín, o el día de los Reyes Magos. Todos estos días son en realidad como cualquiera de los 365 días del año, y sin embargo hay algo, un “concepto”, que los diferencia de los demás; en Halloween, el concepto sería “miedo”,  “oscuridad”, o “susto”; San Valentín con sus palabras “amor”, “rojo”, o “pareja”; en el día de los Reyes Magos, “regalo”, “magia”, o “viaje”. El concepto puede ser algo tan simple como una palabra, un color, un adjetivo, un sustantivo abstracto, en definitiva, una idea concreta, simple y diferenciadora. Los grandes diseñadores, las grandes marcas basan sus campañas y sus creaciones en el concepto. Cuanto más original sea esa palabra, ese adjetivo, más llamativo será el resultado, y por lo tanto, más exitoso.

Desigual

Pongamos como ejemplo una campaña de la marca de ropa Desigual, que no dejó a nadie indiferente. Desigual optó por un concepto basado en su propio nombre, “desigual”, junto con “exótico”, y lo representaron en forma de una modelo peculiar en un entorno tropical y recargado. Algo nunca visto pero que encajaba a la perfección con lo que la marca quería transmitir.

Apple

El emotivo anuncio de Navidad de Apple en el año 2013. Apple dio un giro de 360 grados a la popularmente conocida crítica de que los móviles aíslan a los jóvenes de sus familias y la supo convertir en un concepto de “familia” renovado, moderno y, sobre todo, unido a las nuevas tecnologías.

Kenzo

O el extravagante y sensacional spot publicitario de Kenzo para su fragancia Kenzo World. En ocasiones la manera de encontrar el concepto perfecto para tu producto es creando su “anticoncepto”, como hacía Kenzo en su spot. Los anuncios de perfumes y fragancias, tan delicados, frágiles, elegantes, refinados, no muestran apenas diferencia alguna entre ellos, y eso es precisamente de lo que se aprovecha Kenzo para crear un concepto antónimo a todos ellos, “brusco”, “loco”, incluso “ridículo”, que contrasta con el ambiente distinguido, el cual sí mantiene en el anuncio. El concepto de los contrastes y los extremos, muy difícil de aplicar pero sin duda alguna llamativo.

 

Estos son sólo algunos ejemplos de lo que un concepto original, pulido y trabajado puede conseguir en una campaña de publicidad y marketing.

Resulta, pues, innegable, que el concepto es un elemento indispensable e importantísimo de cualquier proyecto creativo, ya sea publicidad, marketing digital o diseño. Un recurso necesario, aunque no por ello fácil de utilizar y aprovechar. El papel del departamento creativo de cualquier empresa es una pieza clave a la hora de conseguir el éxito en una campaña publicitaria o de marketing mediante un concepto sobresaliente y eficaz. En nuestra agencia Sr. Potato creemos que el concepto es la idea base de cualquier campaña de marketing digital, si te apetece dar una vuelta al concepto de tu empresa contáctanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *