10 FB

Si no puedes con el enemigo, únete a él: la industria musical 3.0

He querido aprovechar mi primer post potatero para analizar el gran cambio que ha tenido la industria musical en los últimos años. Pretendo sobretodo arrojar un poco de esperanza al asunto, pues hay luz al final del túnel, sólo hay que aprovechar todas las herramientas a nuestro alcance y echarle un poco de imaginación.

El sector musical se ha visto zarandeado por cada innovación tecnológica que ha ido surgiendo desde la aparición de internet. En mi opinión, los cambios han sido tan rápidos, constantes y numerosos que el sector no ha tenido tiempo de sobreponerse y actuar, desmoronándose ante un panorama en el que sus viejos patrones basados en la venta física ya no tienen cabida.

En 1999 surge Napster, un sencillo programa de intercambio entre discos duros conocida como peer to peer, que provocó que los cimientos de la industria musical se tambaleasen y acabó siendo calificado como piratería digital.   Tras unos años en los que se trataba de avanzar entre arenas movedizas, Apple lanza iTunes. Basándose en un nuevo modo de consumo consigue vender millones de canciones en un formato legal.

Otras empresas también decidieron dejar de nadar a contra corriente para aprovecharse del nuevo y creciente mercado digital a través de la tecnología streaming. Encabeza la lista la aplicación sueca Spotify, que va un paso más allá al desligarse del concepto de propiedad que aún mantenía iTunes, ofreciendo a sus usuarios un catálogo de música inmenso del que poder disfrutar en cualquier momento y desde diferentes dispositivos.

Llegado este punto compañías discográficas, artistas, managers y todo el entramado que conforma el sector deberían dejar de repetir como un mantra que la piratería acabo con su negocio y concentrarse en identificar nuevas oportunidades.

Ejemplos de esta actitud los encontramos en el uso de las redes sociales como trampolín para nuevas bandas o los conciertos en live streaming. Los irlandeses U2 ya lo hicieron al arrancar su gira mundial 2015 con un concierto retransmitido on line para todos sus fans.

Otras opciones son apostar por la gamificación, las startups o las aplicaciones, en definitiva, renovarse usando la imaginación, como han hecho en California poniendo de moda las tiendas de degustación de vinilos.

Si no puedes con el enemigo…únete a él, y quizás se convierta en tu mejor aliado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *